Sebastián, 20 años, Chile

Soy un joven de 20 años, varonil, alegre, estudio una carrera creativa y tengo grandes expectativas a futuro. Para todo el mundo soy un tipo heterosexual, aunque tal vez existe alguien que sospeche lo contrario.

Les contaré mi experiencia de aceptación, algo que es muy difícil debido a los prejuicios y discriminación hacia los homosexuales. Cuando tenía 15 ó 16 años, mi madre me llevó al sicólogo debido a mi mal comportamiento en el colegio y en la casa, entre muchos de los diálogos que tuve con aquel profesional jamás le comenté lo que sentía por los hombres, debido al temor a que se lo comentara a mi mamá. Hoy es distinto, y relataré mi experiencia, gracias a la gran ayuda que me brindó una sicóloga éste año 2011 que ya termina.

Hace poco dejé de pensar en aquella ilusión de salir de la iglesia con mi novia vestida de blanco en medio de la multitud de nuestros invitados, entre los familiares, amigos de toda la vida, etc. Creo que varios de nosotros anhelamos alguna vez la boda al lado de una mujer y constituir la familia tradicional, pero que es el reflejo de no reconocerse por lo que realmente somos.

Pertenezco a una familia de campo, de tres hermanos hombres, de tradiciones huasas y machistas, y por cierto homofóbicos. Nunca me olvidaré de mis actos para repudiar y odiar mi orientación, en la niñez y la adolescencia. Lo que me daba una esperanza falsa de “sanarme” era el momento en misa donde el sacerdote pedía a los fieles rogar en silencio y con el corazón las peticiones hacía Dios.

No he salido del closet, ni pienso hacerlo por ahora. Me acepto como soy, lo llevo como secreto y lo diré a su debido tiempo. Mi mayor temor- al igual que el de varios- es el rechazo, dudo que mi familia comprenda que esto no es una opción y que yo nací así, a pesar de que lleve una vida completamente normal con amigos hombres y pololas bonitas. Y para qué hablar ellos, mis amigos y entorno, que a pesar de auto denominarse liberales, siguen teniendo una opinión de “respeto a los gays, pero me dan asco”… Cuando les diga mi verdad me dejarán solo, de un día para otro ya no seré más el tipo chistoso, buena onda y solidario. Ese proceso – que tendré  que vivir algún día- será lo más doloroso de esta vida.

Este año, a raíz de inconvenientes de insomnio, fui en secreto  (sin decirle a mis padres ni amigos) a la consulta de una sicóloga.  En la tercera sesión ella insistía en que yo le ocultaba algo, ya que no le cuadraba que yo un tipo tan sociable y extrovertido tuviera problemas para conciliar el sueño, y le confesé que me sentía atraído por los hombres. La sicóloga diagnosticó que  mis trastornos del sueño eran a causa de la angustia que me provocaba tener que aparentar constantemente mi orientación sexual. Yo me negaba a aceptar esa tesis debido a que no me costaba salir con chicas, y a pesar de que yo desase más a los hombres, seguiría aprovechando las oportunidades con ellas por una cuestión de status en mi grupo.

Nunca me gustaron ni me gustan las “locas” ni los travestis, que son  referentes de la homosexualidad, los respeto pero no me involucraría con ese tipo de gente. La profesional me señalo que existía gente como yo que no se le notaba y pasaban como “piola” en la sociedad.

Entre varias de las recomendaciones que me dio,  me sugirió leer la obra de Pablo Simonetti. Se lo agradezco infinitamente, ya que aparte de disfrutar algunas de sus obras, comprendí que existen individuos absolutamente normales, varoniles y talentosos como Simonetti, y que por lo tanto pueden hallarse muchos tipos de iguales o parecidas características.

Insistió en que debía asumirme pero que no significaba gritarle a los cuatro vientos que era gay, sino reconocerme, quererme, comprender que ser gay puede ser un don, algo especial de lo cual no debía avergonzarme ni tratar de obligarme  a mí mismo a ser lo que yo no era (heterosexual).

Este ha sido un gran año, donde maduré como persona, ya no me impaciento por buscar chicas que salgan conmigo, para parecer más macho con mi grupo, ni tampoco con hombres. No me desespero, sé que todo llegará a su tiempo, al igual que el minuto en cual tenga que revelar a mi entorno mi gusto por mis semejantes.

Espero mi testimonio sirva de ayuda para las personas que sufren por dentro y que por fuera tratan de ser alegres y de llevar una vida normal. Yo aún conservo mi grupo de amigos, y soy feliz, aunque me molesten por no “comerme  minas” en este último tiempo, yo  les respondo irónicamente que estoy en una etapa seria de mi vida, que practico el celibato y probablemente ingrese al seminario, más que mal hay que tomarse la vida con humor y dejar de ser tan grave.

Mi mensaje es que sí se puede llevar una vida normal reconociéndose como lo que uno es, no necesariamente saliendo del closet, sino como dije anteriormente valorándose por lo grandiosa que una persona homosexual puede llegar a ser.

12 comentarios URL corta
Albert, 21 años, Viña del Mar
Hola, les escribo nuevamente para contarles cómo va mi historia! Hace unos meses  decidí afrontar mi homosexualidad, les conté mi historia y todo lo que pasaba por mi mente, la confusión, indeterminaciones, etc. Hace un mes o un poco más dije que de a poco mi vida tenía que empezar a cambiar, la ...
Martín, 17 años, Chile.
Desde que nací, el 12 de Febrero del año 1996, que he sido diferente, más tranquilo, apegado a mi madre, casi siempre estando con las mujeres, pero también solitario y tímido En mi infancia comencé a experimentar desde pequeño, tenía 10 años (más o menos) y sucede que tengo unos primos en el camp...
Brian, 17 años, Santo Domingo. República Dominicana.
Hola Joven Confundido Hace un año escribí mi testimonio: http://bit.ly/1NOS4db Desde ese día muchas cosas cambiaron, tomé la decisión de aceptar quien soy y dejar de mentirme. Fue un año duro, escuela nueva, ciudad nueva. Recibí mucho rechazo y bullying por parte de compañeros y profesores. T...

12 Respuestas a “Sebastián, 20 años, Chile”

  1. Ignacio, 22 años 28 diciembre 2011 21:12 pm #

    Compadre, ¿algún buen libro de Simonetti?

    Me sentí identificado en varias cosas tuyas, como lo de ser una persona a la que no se le nota su condición, haberse imaginado alguna vez casarse con una mina, y rechazar mi condición al principio.

    En mi caso la razón… pucha estudié en un colegio de hombres, católico a morir, vengo de una familia más tradicional que liberal y estudio Derecho en Stgo. Entonces, como que inconscientemente uno, por lo menos cuando chico, me sonaba raro lo que estaba viviendo… como que era una pieza que no cuadraba dentro de una vida “tradicional”.

    No le tengas miedo a contárselo a tu familia cuando creas que es pertinente. Hasta hay veces que los viejos ya cachan, y lo único que uno hace es como confirmar lo que ellos sabían hace ene tiempo. Y los papás, aunque les cueste, siempre te van a terminar aceptando. A mi familia le costó mucho, como 7 años (y como 5 años de psicólogo del que al final me terminé haciendo amigo jaja); pero ahora compadre, hablar ya no es tema, y mi viejos me quieren exactamente igual que antes.

    A veces la gente es más tolerante de lo que uno cree. Me acuerdo un día en que le conté al sacerdote de mi colegio lo que me pasaba. Y dentro de sus atribuciones (porque no me podía decir cásate con un hombre), me apoyó mucho. Y después de contarle, le conté a mis mejores amigos (que son los únicos que saben junto con mi familia) que tiraban tallas contra los homosexuales, o comentarios. Pero muchos son sólo eso, comentarios, y son buenos amigos, te van a querer igual y conservar la amistad.

    A los hombres les cuesta un poco más aceptar, pero cuando cachan que tú vas a seguir siendo el mismo compadre de antes (que no eres “loca” y que no estás enamorado de ellos), al que te pueden webiar y tú molestarlos a ellos también, que los vas a apañar igual que antes de contárselos… van a seguir siendo tus amigos. Por eso, como consejo, es importante que te conozcan muy bien como persona, que te quieran como tal, y luego contarles de tu homosexualidad. Para mí, ha funcionado perfect! Jaja… pero primero tienen que ser esos amigos 24/7… qué te apañan en todas: en las buenas y las malas.

    Suerte en todo, espero críticas de libros.

    Saludos,

    Thumb up 2 Thumb down 0

    • Sebastián-autor 8 mayo 2012 18:51 pm #

      Ignacio:
      Muchas gracias por tus comentarios. En verdad me ha faltado fuerza de voluntad aún para contarles a mis padres. Deseo independizarme el próximo año y llevar una vida más relajada. Espero me sirva para poder asumirme y desafiar a mi entorno, ya que ahora no soy capaz.

      Libro de Simonetti, te puedo recomendar Madre que estás en Los Cielos, una novela familiar que hace replantear éstas mismas inquietudes, y el perdón como base para alcanzar la plena felicidad.
      Saludos
      PD: Perdón por no responder antes, no me meto mucho a ésta pag.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Yoao 29 diciembre 2011 12:31 pm #

    tuve el mismo problema que tu o: !, pero ya esta todo bien o casi bien…

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 29 diciembre 2011 12:40 pm #

      Yoao, como política general de la página no permitimos el contacto entre quienes comentan, este no es un “FriendFinder”. La idea es que todos los comentarios sean públicos para que nos sirvan a todos y así proteger la integridad de quienes confían en nosotros enviándonos sus testimonios anónimos. En nuestro blog participan además muchos menores de edad, no dudamos de tus buenas intenciones, pero no podemos asegurar quiénes están detrás. Por lo demás, te recomendamos que evites dejar tu correo electrónico en páginas web, hay otras formas más seguras de conocer gente que exponiéndote de esta forma. Aún si es un mail inventado.
      Saludos,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

    • Sebastián-autor 8 mayo 2012 18:52 pm #

      Saludos Yoao!

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. patoo 12 enero 2012 20:55 pm #

    Lo unico que puedo decir tomate tu tiempo ….. mientras estes bien contigo mismo ningun problema … y ya veras que a veces hasta los amigos nos dan sorpresas .. algunos te aceptaran otros no pero nadie esta al gusto de uno asi que a veces los amigos van y vienen …… sigue adelante qe las cosas siempre mejoran con optimismo :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Sebastián-autor 8 mayo 2012 18:54 pm #

      Pato, gracias por tus comentarios. Y sí he conocido más gente hetero que es más mente abierta. Aún no me atrevo a decir la verdad, pero planeo hacerlo dentro de un año.
      Saludos

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Arsenio 16 enero 2012 18:41 pm #

    My friend:

    Suspenda el colirio en los ojos, y comience a abrirlos. No tienes porque parecer un ornitorrinco en el safari.

    Está claro que aquellos que comprenden y aceptan las diferencias, suman al mundo. En cambios aquellos no “suficientemente clever”, se postula, que se abruman con ideas de diversa índole, y ahogan a la razón entre un seso involucionado y su excesivo líquido cefalorraquídeo.

    Viva su vida –no tiene porque ser al estilo “living la vida loca”, necesariamente-. Sin embargo concíliese primeramente con usted, y tome las riendas de ella, como quiera y le parezca.

    Mijo, the time is now… ciertamente, porque esperar a cuando los sapos bailen flamenco… el charco puede secar. A chapotear, a chapotear… que el mundo va a acabar.

    No se acompleje por los complejos de convivencia del resto… Viva la vida sibarita.

    Be Free.

    Saludos mil.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Sebastián-autor 8 mayo 2012 18:57 pm #

      Arsenio:
      Que comentarios más poéticos y metafóricos. Gracias por la buena onda compadre. Sería interesante hablar contigo face to face, hablar de literatura, cultura, etc., te ves un hombre inteligente.
      Saludos

      Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Eduardo 3 febrero 2012 14:28 pm #

    Saca tus estudios, obten un trabajo, andate de la casa y luego le dices a toda la gente que crees son tus amigos y a tu familia. Cosa que puedas saber realmente quienes te quieren por sobre todas las cosas o quienes son unos conservadores enfermos.

    Suerte

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Sebastián-autor 8 mayo 2012 18:59 pm #

      Eduardo:
      Efectivamente deseo independizarme y salir de la casa de mis padres. Gracias por tus comentarios.
      Saludos

      Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Pedro 6 enero 2013 18:14 pm #

    concuerdo en el hecho de que no hay que gritarlo por todos lados, no vas por la vida diciendo hola soy pepito y soy gay, no es necesario. También creo en eso de que todo debe ser a su tiempo, pero a veces uno pierde el tiempo esperando el momento indicado… lo que si no concuerdo contigo es que si tienes miedo a la reacción homofóbica y que tus amigos se alejen de ti por ser gay, bueno tengo noticias para ti, NO SON TUS VERDADEROS AMIGOS… lo sé porque lo he vivido, saludos!

    Thumb up 2 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.