Gerardo, 39 años, Santiago

Sufrí mucho tratando de disimular mi condición, un gran error, porque me fui volviendo introvertido, mis padres y hermanos jamás me dijeron algo respecto a las dudas que tenían sobre  mi condición, pero me costó mucho llegar a decírselo a mi familia, y la presión ante querer saber dónde andaba o con quien salía, se me estaba haciendo insoportable, llegó un momento en el que mi relación con ellos fue terrible, no me hablaban, me llamaban mentiroso…

Mis hermanos se mantuvieron al margen, mis mayores discusiones fueron con mi madre, sobre todo porque yo decía salir a determinado lugar, y se daba cuenta que yo no estaba en donde había dicho.

Hasta que llegó el día en que quedé contra la espada y la pared, pues les avisé que iba a pasar el fin de semana con una amiga y sus hermanos, pero como ustedes ya se habrán dado cuenta, no fue así, con tan mala suerte para mí que la amiga señalada fue a mi casa ese fin de semana.

Ese fue el día que decidí o me ví obligado a decir la verdad… lloré mucho, me costó una enormidad, a penas recuerdo la forma en que lo dije, entre lágrimas y sin poder mirar a mi madre a los ojos, lo único que recuerdo es que después de llorar mucho me dijo:  “yo, como madre, ya lo sabía y lo más importante para nosotros es que tú estés bien, si quieres hasta nos podemos cambiar de domicilio, si sientes vergûenza o te sientes menospreciado, también me dijo que mi hermano y hermanas no tenían problema alguno, y que ellos ya tenían asumida mi sexualidad.

En ese momento, para sorpresa mía, entró mi padre con lágrimas en sus ojos y un vaso de agua para mí, no dijo nada, pero con ese pequeño gesto me daba su total respaldo, él es un hombre de pocas palabras; mis hermanos estaban todos reunidos en el dormitorio contiguo, al verme después de hablar con mi madre, sólo me miraron y seguimos con nuestra rutina diaria de cenar juntos, sin hablar del tema, porque para ellos, hasta el día de hoy, es algo natural.

El dolor, la angustia y el temor a asumir mi sexualidad quedaron de lado en cosa de minutos… hasta el día de hoy pienso que debí hacerlo antes. No sé si todas las familias son iguales, pero estoy seguro que siempre habrá alguien que te apoyará.

Han pasado 20 años desde aquel día, y sólo puedo dar gracias a Dios por la maravillosa oportunidad que me brindó. Hoy vivo con mis padres, mis hermanos ya dejaron el nido, pero somos una familia unida y nos vemos todos los fines de semana, a mis sobrinos, desde pequeños les han inculcado el respeto hacia mí, y en cuanto comienzan con su curiosidad, mis hermanos les explican abiertamente.

Espero que lo señalado les sea útil, y sirva como lección, porque la experiencia me dice, que los casos en los que hay rechazo son mínimos, la mayoría termina siendo aceptado.

10 comentarios URL corta
Ignacio, 20 años, Santiago de Chile
Hoy por hoy, cuando cualquier día me armo de valentía y salgo del clóset, me pregunto si debo seguir los mismos pasos que siguieron mis amigos en la pubertad. ¿Tengo que salir de carrete? ¿Tomar para erosionar las inhibiciones? ¿Probar con cualquier mino que me caliente? Es decir, ¿vivir una adolesc...
Felipe, 25 años, Vitacura
Más o menos desde los trece años me he estado mintiendo a mí mismo. Por ese periodo noté que me atraían los hombres más que las mujeres, pero jamás lo he aceptado. Son más de diez años que cada vez que siento el mínimo deseo por alguien de mi propio sexo, vengo diciéndome cosas como "en verd...
Rafael, 13 años, España
Hola, me llamo Rafael, tengo 13 años y soy gay (o eso creo). Con esto me refiero a que no lo tengo claro, pero tengo más puntos a favor de serlo a que no. El caso es que esto lo sabe únicamente una persona: mi mejor amiga. Ella es la única que me entiende y me respeta, y me está ayudando un montón; ...

10 Respuestas a “Gerardo, 39 años, Santiago”

  1. GERARDO 26 octubre 2011 20:13 pm #

    Gracias por publicar mi historia

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 26 octubre 2011 22:08 pm #

      Gracias a ti por compartirla con nosotros :)

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Andres 1 noviembre 2011 1:12 am #

    Me se ti muy identificado .. Yo aun no me asumo por miedoo a mis padres son. Muy homofobicos

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • GERARDO 1 noviembre 2011 16:31 pm #

      Andrés , Con el tiempo se irán dando cuenta, lo principal es que en este momento debes buscar ayuda con algún familiar que sea más abierto de mente, una hermana tal vez,.. pero no te guardes lo que sientes, es muy importante sentirse acompañado en este proceso, el camino es difícil, lo sé, pero no imposible. Ojala me puedas indicar tu edad, también es importante el tema de la dependencia económica, una vez que ya tienes tus propios ingresos, te sientes más libre para plantear el tema, pero siempre es bueno tener a alguien que te acompañe, ojala me vuelvas a escribir y me cuentes cómo te ha ido. Un abrazo, y con la frente en alto siempre, no eres el único, no estás solo,.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. andres 1 noviembre 2011 18:17 pm #

    bueno si es difícil el camino aun tengo 21 recién en mi sexto semestre de U.. e intentado confiarle a mi hermana(24) pero aun esta ese miedo =/ y aun nadie sabe solo por miedo .. bueno mis padres viajan mucho asi q por ese lado quedo un poco libre con mi hermana en casa y me libero de las constantes interrogantes de mis padres ^^ bueno saludos 😀

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • GERARDO 1 noviembre 2011 20:14 pm #

      Paciencia, tu hermana lo entenderá, sería bueno saber si ella tiene amigos gay, si es así, será más fácil hablar con ella,…. respecto a tus padres, veo que ellos te han estando interrogando, eso quiere decir, que existe la sospecha, y con el tiempo irán asumiendo tu condición. No te queda mucho para tener independencia,,lo que en cierto modo, también será un alivio para ti. Saludos

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Ariel 9 diciembre 2011 17:14 pm #

    me emocionó tu historia, pocos jóvenes tienen la suerte de tener ese tipo de padres. saludos.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • GERARDO 6 mayo 2012 21:49 pm #

      Gracias estimado Ariel, yo creo que todos tenemos la suerte de tener ese tipo de padres, pero a algunos les cuesta más asumirlo que a otros, pero finalmente predomina el amor…

      Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Tomas Urtubia 20 febrero 2012 3:41 am #

    porque aun vives ahi?

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • GERARDO 6 mayo 2012 21:51 pm #

      Estimado Tomás, disculpa la demora, pero tenía desactivada mi cuenta sin saberlo, … en relación a tu pregunta, todavía vivo con ellos netamente por comodidad, además que ellos se sienten a gusto conmigo,,, ambos dicen que para qué me voy a ir, si al final de cuentas yo no quiero estar solo, y ellos tampoco.

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.