Pablo, 21 años, Santiago

En primer lugar, muchas felicitaciones a esta página, es una gran ayuda para muchos. Pues bien, cuento mi historia…

Me llamo Pablo, soy el único hijo de una familia de clase media de región, actualmente de 21 años.

Siempre muy unidos, me crié con mi mamá y mis abuelos, porque mi padre para variar nunca se hizo cargo de mí. Desde la pubertad siempre fui distinto a mis pares, por lo que siempre fui autosuficiente, lo que se tradujo en un buen rendimiento en el colegio, lo que me permite estar estudiando en una de las mejores universidades tradicionales una carrera de prestigio. Mi familia está compuesta de gente de edad mayoritariamente y los más jovenes son muchos menores que mí, por lo que etariamente estoy solo.

Nunca he pololeado, y es más, en el colegio algunos me hacian bullyng porque me encontraban “rarito”.

Pues bien, me vengo a vivir solo a Santiago por los estudios, y en medio de todas las aperturas y cambios, empiezo a darme cuenta que no me atraen las mujeres, lo que inicia una verdadera confusión en mí. Pasa el tiempo y no me acuerdo cómo conozco a un tipo un año mayor que yo, nos empezamos a conocer, y bueno, pololeamos un mes (lo que terminó por motivos personales).

En ese período, tenía emociones encontradas, me sentía feliz con este pololo, pero culpable por el otro, toda vez que estaba ocultando esto a mi familia, donde todos me tienen como el “muchacho modelo y esforzado”.

Ahora estoy solo desde hace tiempo, viendo cómo me estoy quedando solo, veo cómo mi familia envejece y muere (hace unos meses perdí a un ser muy querido para mí). Más encima, ya están empezando los reparos en la falta de pololas (me he sacado los pillos diciendo que es culpa de la universidad), todos me preguntan cuándo llevaré una a la casa, más encima sale mi mamá que quiere nietos, etc, etc.

El otro día me preguntó si era gay, y yo tenía ganas de decirle que sí, pero por miedo a la familia, dije que no. Me dijo que si lo fuera, no se alegraría, pero que sí me apoyaría, yo sonriendo a la fuerza.

No sé qué hacer, no quiero pasar de ser considerado “el muchacho estudioso, bueno y esforzado” al gay de la familia. Realmente no sé qué hacer, he pensado de todo, desde decirles a todos, hasta seguir teniendo una máscara, o aún, gatillar mi fin. No sé que hacer definitivamente.

Muchos saludos y gracias por el espacio.

13 comentarios URL corta
Flavio, 22 años, Las Condes
Primero que todo, no sé cómo comenzar a escribir mi historia porque no soy muy bueno expresando lo que siento y las cosas que me suelen suceder en la vida. Soy un chico de 22 años, muy sociable, pero al parecer solo me funciona con mujeres, ya que solo tengo amigas y solo dos amigos hombres, los cua...
Francisca, 25 años, Chile
No sé si quiero volver a hablar sobre el tema con mi mamá pero siento que debo, algo así como “el deber llama”… me di cuenta que me gustaban las mujeres cuando tenía como 15 años (antes mentiría porque creo que uno es asexuado o_o) pero como uno es chico no le da mayor importancia a ese tema, en esa...
Paz, 16 años, Chile
Desde Kinder me di cuenta que no era como los demás, siempre me juntaba mucho con hombres y me llevaba pésimo con las mujeres. A los 6 años llegué a un liceo de mujeres y católico. Mis sentimientos no aparecieron durante 4 años e incluso me metía en la cabeza que me gustaban tipos que salían e...

13 Respuestas a “Pablo, 21 años, Santiago”

  1. Juan 18 agosto 2011 13:49 pm #

    Suena Cruel (para los Padres), pero es asi. Lamentablemente nuestros padres nos conciben y traen a este mundo para sus propositos y espectativas, pero ciertamente no es asi. Uno quiere hacer su vida de un modo, pero los padres tienen o quieren imponer otra cosa.

    Si tu estas convencido que eres lo que dices, sigue siendolo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Sebastian 19 agosto 2011 10:45 am #

    “Reconoced la verdad y ella los hara libres”.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Cristian Retamal 19 agosto 2011 12:01 pm #

    Pablo,
    Hola, mira mas que apurar, inducir a tu familia a un momento deja que se vayan dando las cosas y créeme que es un muy buen comienzo el que tu mamá te dijese que te apoyaría en caso de serlo, lo que te quiero decir con lo anterior, tu matiza en el donde, como y cuando, o quizás no se lo tienes porque decir es una opción que ahi esta, tómala o déjala y sobre todo decide con todos los componentes que forman tu núcleo, bueno pablo saludos ah y tranquilo!
    Un abrazo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Hector 19 agosto 2011 13:01 pm #

    A mi tambien me pasó lo mismo, y tambien lo negué. Ufff.. Es terrible la situación, pero ante la respuesta que dio tu madre, yo que tu, me armo de valor y le cuento, ojalá en un momento espontaneo y no forzado. Yo creo que despues de eso, te sentirás mas libre. No consideres que el ser gay es algo deshonrroso, por el contrario, es un complemento de ti mismo, y que claramente refleja la persona a “admirar” que eres.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Diego 9 septiembre 2011 17:39 pm #

      pasé lo mismo, y creoq ue es más dificil aun decirlo en ese momento… por que no estas preparado… xde es casi tragicomico!

      Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Francisco 19 agosto 2011 16:41 pm #

    ¿Qué te hace pensar que dejarás de ser el hombre de esfuerzo que eres, por el solo hecho de ser gay?

    También soy hijo único y para mi mamá ha sido bastante difícil (tengo 20 años y le conté hace algo así como 2 semanas), pero necesita tiempo, las madres aman a sus hijos y sueñan para ellos muchas cosas. Está convencida de que es una elección, que es algo pasajero y que, por tanto, pasará. Comprendo a mi vieja, porque nunca se lo esperó, “porque no parezco gay” (a lo que yo pregunto, qué es eso de “parecer” gay) y porque quería ser abuela (y lo será, porque tengo la convicción que mi condición, de la que me siento orgulloso, me va a impedir cumplir mi sueño y ser padre).

    Necesitas tiempo, nadie te apura. Cuando estés listo, también tendrás que darle tiempo a las personas que te rodean. Muchas veces uno espera que las cosas no resulten bien, pero la vida nos sorprende y el corazón de nuestros seres queridos muchas veces es más grande de lo que imaginamos.

    Ánimo hombre, que no eres el único y todo se puede conversar. Espero que mis palabras te den ánimo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Miguel 19 agosto 2011 17:02 pm #

    Hola Pablo.
    Mi historia también es muy parecida a la tuya, tengo 20 y en todo lo demás es igual, también me consideran un ejemplo por ser el mayor de tres hermanos, y todo lo que eso implica, pero hace un mes le conte a mi mamá, su reacción fue muy buena al princio, me apoyo y todo muy bien, después de unos unos dias hablo ella conmigo y me dijo que estaba desecha, que aun no lo creía y que esta súper mal, yo me sentí horrible por eso, pero a la vez me siento bien de haberlo dicho, me saque un gran peso de encima, nunca le he mentido a mi mamá, y a pesar de que ahora no esta muy bien, me siento feliz de que sepa (aunque suene cruel) pero también es la felicidad propia, porque una mamá se da cuenta de todo, que no lo diga es otra cosa, pero prefiero que sufra por saber quien soy realmente a que sufra porque no confió en ella, solo lo sabe ella de mi familia, y un par de personas mas, pero la sensación de alivio es increíble (experiencia propia), espero todo te marche bien. Que estés bien Pablo! Saludos!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. daviduribe 13 septiembre 2011 16:06 pm #

    Hola Pablo.

    Has tomado grandes decisiones en tu vida, según lo que describes en tu texto; por ejemplo, venir a estudiar a Santiago siendo de otra región y vivir solo aquí, no es para nada fácil (yo tuve algo parecido en mi experiencia) ¡te felicito!
    En mi caso han pasado 10 años y aún estoy en Santiago, trabajo y estoy convencido que en lo venidero no hay retorno a mi ciudad natal.

    Esos sentimientos encontrados también los tuve mientras desarrollaba mi primero relación sería sabiendo todo mi mundo en Santiago, pero nadie en mi natal ciudad del sur. Hasta que el poder de mi libertad de conciencia y mis más de mil kilómetros me hicieron hablar con mamá, no derramé lágrima alguna delante de ella para demostrarle que ser gay no es causa de tristeza (ya que lo más probable es que ella tuviera prejuicios y muy poca información, para no decir que sea ignorante en el tema).

    Pablo, ordena tus prioridades, aunque este tema ocupe gran parte de tu mente en el día o aunque sea lo último en que piensas en la noche. Valora tus estudios, hazte de buenos y reales amigos. Respira profundo y mira la mitad llena de la copa, más la vacía mas temprano que tarde se llenará también.

    Un abrazo, que estés bien!.
    David

    Thumb up 0 Thumb down 0

  8. César 14 septiembre 2011 12:02 pm #

    hola pablo! ya tu madre t lo ha dicho: no seré feliz, pero te apoyaré. Sabes qué es eso? que lo sabe, aún cuando tú se lo hayas negado, es tu madre y ellas siempre tienen una capacidad de intuición que supera en mucho la de nosotros. Al igual que tú, tenía el mismo temor: pasar del joven esforzado a ser simplemente el joven gay, pero sabes qué? es pura patraña nomás! con el paso del tiempo te darás cuenta q su visión no cambiará y tú seguirás siendo el mismo e incluso mejor porque podrás ser sincero contigo y tu identidad y eso es sin duda, básico en la vida. Un abrazo y sé valiente! demuestra los mismos cojones q has tenido pa salir adelante en tus estudios, levanta la cabeza y sonríe.
    un abrazo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Cristian 7 noviembre 2011 21:41 pm #

    Deja que las cosas se acomoden. Siempre tu familia te acepta al final

    Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Alexander 28 diciembre 2011 23:10 pm #

    Pablo, también me pasa lo mismo que tú y tu historia es igual a la mía (yo tengo 19). Comprendo perfectamente lo complicado que debes estar y uno siempre trata de autoconvencerse diciendo “sí, me van a aceptar” aunque cueste creerlo. Si quieres podemos contactarnos para compartir más esta experiencia. Saludos, cuídate y éxito con eso!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Manuel 28 febrero 2012 23:26 pm #

    Pablo! Como estás? A mi me pasó algo muy parecido, tb. soy de región y me fui solo a estudiar a stgo.. y bueno, ahí me dí cuenta.
    Nose si ya habras tomado una decisión, pero te doy mi opinión igual.
    A mi parecer y con lo que tu mamá te dijo, yo creo que te está dando espacio para que te abras con ella, mi mamá casi se muere cuando le dije, pero ahora que han pasado 2 años desde que le dije, te digo que fue la mejor opción, es sentirse bien con uno mismo, es “no tener nada que esconder”…es como no tener una doble vida.. yo pasé por eso, horrible, cuando estaba con mi familia, me sentía mintiendoles todo el tiempo.
    Bueno, eso, espero te sirva, te juro que si hay algo de lo no me he arrepentido es de haberles contado a mi mamá y a mi familia entera que soy gay.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Sergio 15 marzo 2012 22:29 pm #

    Pablo, entiendo perfectamente tu situación. Tengo 23 y hasta el momento la única persona que lo sabe es mi mejor amiga (quien incluso antes de enterarse de esto, me confesó que estaba interesada en mi. Momento muy tenso, pero que no viene al caso detallar). Jamás he pololeado, soy un tanto tímido. No se si es consejo lo que te voy a decir, porque finalmente estoy en el mismo caso que tu. Soy el menor de tres hermanos y siempre fui el que destacó por sus notas, buen comportamiento y disciplina tanto en el colegio como en las cosas que hacía. El asunto es que además de mis dudas sobre mi orientación (que por cierto, nunca me incomodaron mucho cuando chico), siempre sentí esa otra mochila a cuestas, la de ser el “ejemplo”, el de las mejores notas. Siempre he querido destacar en todo lo que hago, casi mas bien por no defraudar a la gente que cree en mi, que por mi mismo, lo cual a menudo también me trae algunas frustraciones.

    Igual creo que el tema pasa mas bien por uno, por no querer perder esa imagen tal vez “intachable” a la que estamos acostumbrados. No por ser gay dejaremos de ser personas buenas, responsables o de bien. Somos nosotros los que tenemos que perder el miedo a perder (valga la redundancia) ese supuesto “respeto”, creyendo que nos convertiremos en las peores personas que pueden existir. Es algo que he pensado harto este último tiempo.

    Espero que ambos encontremos el momento y las condiciones más adecuadas y cómodas para “enfrentar” a quienes queremos.

    Agradezco a los creadores y administradores de esta página (la he descubierto hace un par de días) y en especial a Lucho Larraín. Es realmente rico leer a personas en situación similar a la de uno, y gratificante leer los testimonios de personas que se asumieron frente a su entorno, y viven su vida de forma mas plena y feliz. Saludos Pablo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.