Sebastián, 25 años, Providencia

Mi vida fue siempre normal. En segundo medio, siempre andaba con mi polola de la mano por el centro y me gustaba que mis compañeros dijeran lo “rica” que era mi mina.

Mi papá siempre fue despreocupado y mi mamá muy sobreprotectora (demasiado). Desde chico me peleé con mis hermanos por tonteras y siempre me sentí un poco desligado de mis abuelos y tíos. Lo que más me preocupaba eran los problemas de comunicación que tuve siempre con mi padre y me desagradaba lo metida que podía llegar a ser mi mamá.

En cuarto medio, me di un beso a mi mejor amigo y resultó ser mi primer beso y mi primer pseudopololeo. Fue así hasta que me dejó por miedo a no dejar nunca más de pensar en mí y a enamorarse de verdad.

Hoy en día, y luego de muchas vueltas en mi vida, puedo decir que tengo una normal. Soy uniformado y hago mi pega bien. Siempre cauteloso con lo que digo o lo que hago para no tener represalias en mi círculo. Lamentablemente, la sociedad en la que vivimos aún no acepta mi estilo de vida dentro de una institución. Soy igual de hombre y actúo igual o mejor que mis compañeros. A veces he pensado qué ocurriría si el día de mañana se llegaran a enterar en mi trabajo, y bien sé que no lo aceptarían. Pero, como bien dije, es mi trabajo y solo un trabajo.

Tengo 25 años y tengo muy en claro mi orientación sexual y mis gustos. Sé que apoyo de mi familia no tendré, puesto que una vez intenté contarle a mi madre y a mi hermana mayor y ninguna de las dos me quiso escuchar. Sabiendo mi madre lo que yo le había dicho, un día me preguntó cuándo llevaría una polola a la casa y yo opté por mirarla y no decirle nada. No lo entendió ni lo entenderá, pero no me afecta tanto como me debería afectar debido a que ya lo asumí. Si mañana se dan cuenta y lo aceptan, bien. Si no lo aceptan, bien también. No es tema.

De un tiempo a la fecha le he contado a mi círculo importante de amigos. Y, a mi fortuna, todos lo han tomado bien y con naturalidad y eso me fortalece aún más, porque sé que tengo el apoyo de ellos. He salido con chicos, me he enamorado, me han roto el corazón. He llorado, he reñido. He trabajado a morir, he disfrutado de mi descanso. He vivido la vida que tengo que vivir y lo he hecho con orgullo, pase lo que pase y cueste lo que cueste.

 

 

7 comentarios URL corta
Pedro, 25 años, Valdivia
Mi nombre es Pedro Muñoz Leiva. Nací en Loncoche, pequeña ciudad del sur de la Araucanía, en el seno de una familia evangélica pentecostal y muy estricta. Hijo de padre obrero y madre asesora del hogar, soy el tercero de cuatro hermanos; dos mujeres y un hombre. Desde que tuve consciencia de mí sé q...
Andrea, 19 años, Valparaíso, Chile.
Primero quiero felicitar el trabajo de JC, siento que escribiendo acá mi testimonio puedo compartir una experiencia más y sentirme entendida, desahogarme. Yo creo que uno no nace gay, creo en la teoría de que uno se hace en el camino, bueno, a mi me ocurrió eso. Yo tenía cinco o seis años cuan...
Cristóbal, 24 años, Concepción, Chile
Hola a todos! Primero que todo quisiera dar gracias por permitir compartir mi historia y espero recibir comentarios al respecto. Mi historia comienza cuando estaba en el colegio, alrededor de los 11-12 años, cuando comencé a sentir atracción por mis compañeros. Sin embargo, en 7° año me gustó muc...

7 Respuestas a “Sebastián, 25 años, Providencia”

  1. Aníbal Paredes 24 julio 2011 20:30 pm #

    Tranquilo, cuando uno se lo toma bien el cacho pasa a ser de la gente y no tuyo. Felicitaciones y fuerza para seguir sin webeos.

    Saludos

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Carlos 24 julio 2011 22:48 pm #

    TODA LA RAZON LA CONDICION JAMAZ CONDICIONA LA PEGA. ME PASA LO MISMO SOY TAN EFICIENTE COMO EL RESTO.
    UN ABRAZO

    La sociedad verdadera es aquella que acoge, respeta e integra a todos quienes la conforman y hacen de ella un mundo mejor.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Joako 25 julio 2011 13:30 pm #

    ay amiguin, éxito

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. luis 29 julio 2011 18:31 pm #

    ¿ te gusta tu trabajo ?

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Hector 19 agosto 2011 13:14 pm #

    Que bueno que tengas esa actitud para enfrentar la vida. Y claro, ojalá que algun dia, la condicion sexual no sea tema en las FFAA.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Cristian 6 septiembre 2012 15:41 pm #

    Una opinión muy madura.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Pedro 6 enero 2013 18:39 pm #

    me gusta mucho tu actitud y tu manera de ver el tema, saludos!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.