Poled, 20 años, Viña del Mar

Nadie dijo que sería fácil.

No recuerdo bien cómo llegué a esta página, pero he leído algunos testimonios y me siento claramente identificada, en todos los casos siempre supe que no estaba sola en esto pero es solo la inseguridad personal la que nos hace sentirnos solos entre miles y tener ese miedo a la sociedad. Bueno, mi historia es muy diferente y complicada, y la escribo con el miedo de ser criticada, pero qué más da, si no es con palabras, será con letras y agradezco haberme topado con este espacio. Sin seguir dilatando el asunto les cuento.

Mi familia es súper común, mis padres son separados y viví toda la vida con mi mamá y su nueva pareja (un tipo muy conservador con sus principios muy bien marcados), siempre muy religiosos, todos los domingos  a misa y almuerzo familiar en casa de los abuelos, etc. Somos de un pueblo pequeño de la Quinta Región y me vine a vivir a Viña del Mar (2009) con mi papá por motivos de estudio.

Cuando estaba en la enseñanza media, las cosas seguían iguales solo que yo un poco mas rebelde me fui a vivir con mis abuelos porque con mi mamá, mi hermano pequeño y mi tío (como le digo a mi padrastro) vivíamos en un lugar retirado de la ciudad, entonces no podía salir los fines de semana ni llegar tarde a la casa después del colegio porque tenía que tomar locomoción. Estando con mis abuelos era más libre. Cuando iba en tercero medio (2007) nos invitaron a una cena familiar en casa de unos tíos con el motivo de la confirmación de mis primos (que no son tan primos por un enredo familiar que no va al caso explicar), en donde había más familiares con los que tenemos poco contacto por ser de Santiago, entre ellos mi prima (que es como en tercer grado o algo así), con la cual ese día hablamos harto y finalmente terminamos intercambiando números, ese día paso como cualquier otro y así también dos meses, hasta que le envié un mensaje de texto para saber cómo estaba, desde aquel momento en que me respondió no dejamos de hablar ningún día mas, en los cuales a medida que pasaba ocurrían más cosas en mí, y en ella, nos estimábamos mucho nos acompañábamos, nos apoyábamos, nos contábamos nuestros secretos, cada vez nos necesitábamos más, hasta que un día no se lo oculté más: sentía algo diferente por ella, no sabía lo que pasaba, nunca me había sentido atraída por ninguna mujer, solo era ella, y en un mensaje de texto le escribí solo un “TE AMO”, después de un largo momento de intriga me respondió, “YO TAMBIÉN”. Era demasiado lindo sentirlo y más aún saber que era mutuo, ahora necesitaba mirarla de frente y decírselo, un día viajo y acordamos en vernos en la casa de los tíos, ahí lo hablamos, le expliqué lo que me pasaba, lo que sentía era más fuerte que yo, que solo quería estar con ella. Después de un tiempo en donde todo estaba bien, nos vieron sospechosamente cerca, nos asustamos pero todo estuvo bien, supuestamente no había pasado nada, pero unos días después que volvió a Santiago me dijo que mejor dejáramos de hablar por mensajes de texto, me borró de las redes sociales y de MSN, cortó toda comunicación, me escribió diciendo que era solo por un tiempo, mientras se tranquilizaba todo en su casa ya que habían estado preguntándole cosas sobre nuestras conversaciones por el celular, ese tiempo es hasta ahora, nunca más fue como antes, logré que nos comunicáramos por MSN pero ahora es una persona fría, supuse que sintió miedo y opto por dejarlo hasta ahí.

Ya hace tres años que sucedió eso, de a poco logré vivir con esto y de alguna manera aceptarlo, aunque tenía miles de preguntas sin responder, este año le di muchas vueltas al asunto y la verdad es que no sé si me pasó solo con ella, sin embargo, es curioso, han aparecido personas en mi vida que han abierto el camino y me han hecho pensar y darme cuenta de mi bisexualidad, personalmente lo asumí hace súper poco a pesar de mi anterior experiencia, pero es todo muy confuso, la sociedad discrimina, entre jóvenes cada vez nos entendemos más, he logrado armarme de valor y decírselo a algunos amigos cercanos que me apoyan, pero aun hay una indiferencia por parte de otros, de ahí el miedo al asumirse completamente, una vez escuché que daba lo mismo si uno salía del clóset o no, la verdad es que yo creo que no da lo mismo, todos queremos la libertad de expresar nuestros sentimientos sin sentir los ojos de todos sobre nosotros. También lo más complicado es mi familia, llegar derecho al núcleo y explicar mi tendencia sexual, de solo pensarlo me aterra, una familia donde la religión es muy importante, todos católicos que recurren a la iglesia, ¿me verán como pecadora? ¿O como la oveja negra? Sé que es un paso el cual tengo que dar en algún momento, pero está muy complicado pensar que podrían darme la espalda.

Sé que hay muchos como yo, pero a todos nos cuesta de una diferente manera y a veces optamos por vivir en una burbuja o la doble vida, y eso no es lo que quiero.

2 comentarios URL corta
Renzo, 18 años, Valparaíso
A pesar de todas las criticas que se me han hecho, sigo considerandome bisexual, aunque debo admitir que en este tiempo me he enfocado en los hombres. En mi familia sólo sabe mi Mamá, que en un principio se mostró resistente a la idea, llegó a pensar que yo estaba enfermo, pero luego se dio cuent...
Javier y Mario, 26 y 24 años
Somos Javier y Mario, tenemos 26 y 24 años y tuvimos la suerte de conocernos hace 1 año 6. Mario tiene 24 años, es estudiante de arquitectura de 5º, es el menor de 4 hermanos, tío orgullosísimo de 4 sobrinos e hijo de ex uniformados.  Él es alegre, caballero, varonil y una persona de mucha vida f...
Eduardo, 17 años, Veracruz. México.
Mi historia empieza desde que tengo uso de memoria, me encantaría regresar a esa época en la que no importa nada, ya saben, la infancia, todo es jugar, una imaginación infinita y no hay responsabilidades, mis primeros años de primaria fueron normales, tenía amigos y salía al recreo, cumplía con mis ...

2 Respuestas a “Poled, 20 años, Viña del Mar”

  1. ops 23 julio 2011 21:56 pm #

    a mi me pasa algo parecido pero con un tema muy diferente

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Denisse. 27 febrero 2012 12:11 pm #

    La verdad es que me siento algo identificada en tu caso, con eso de tener padres extremadamente conservadores y obviamente el tema de que aún no salgo al 100% del closet por lo mismo, por el miedo.
    ¿Sabes?… yo siempre he dicho esto y creo que es lo más conveniente viéndolo así para hacer… mejor enfrenta TU realidad con tus padres cuando en verdad te sientas enamorada de una mujer, estés segura con ella y estés pololeando con ella, ahí sal del closet con ellos :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.