Esta semana, nuevo columnista en JC

Dado que es mi primera columna y a modo de bienvenida, quisiera darle un mensaje de optimismo a los jóvenes confundidos que hoy me leen. Y ese mensaje consiste en decirles de todo corazón: ¡VAS A SER FELIZ!

Cuando recuerdo mis años dentro del clóset, creo que el miedo que más me dolía (dentro de una amplia gama de temores como la reacción de la familia; los amigos; los rumores y otros que ustedes deben conocer a la perfección), era el no atreverme a soñar con una vida feliz siendo homosexual.

Los tiempos han cambiado. Hoy el tema gay está más difundido, hombres y mujeres salen más jóvenes del clóset, y hasta estamos luchando por tener iguales derechos políticos y sociales que los heterosexuales. Y todo esto está muy bien. Pero creo que lo más básico, probablemente por donde debiera empezar recibiéndote en este camino hacia asumir una identidad sexual “distinta”, es diciéndote que tienes todo el derecho a soñar como cualquier otro. Sueña con enamorarte, sueña con encontrar al amor de tu vida. Sueña con tener hijos si así lo quieres. No dejes que el miedo se coma tus sueños.

Todo esto te lo digo desde la perspectiva más cómoda de alguien que está al otro lado del túnel, y después de harto esfuerzo. Ya les iré contando cómo fue mi proceso; por ahora, les soplo que no fue nada fácil, ni conmigo ni respecto de los que me rodeaban. Pero si miro hacia atrás, y pese a todas las batallas que tuve que dar conmigo mismo y el resto, sin duda que el recuerdo más triste son aquellos años en que estuve encerrado en ese oscuro clóset sin futuro, negándome a escuchar incluso las señales más obvias que mi propio yo me daba a gritos.

Así que a soñar, jóvenes confundidos. A soñar tranquilos con la felicidad. Créanme: ya están terminando la peor parte.

5 comentarios URL corta
Mi primer beso… dos veces
Recuerdo mi primer beso -en contexto romántico, se entiende- y no fue una muy buena experiencia. Yo tenía cerca de 13 años, y pese a que había sentido una confusa atracción por mi mismo sexo desde que tenía memoria, por aquel entonces trataba de hacer la vista gorda a esa insondable zona gris. Pensa...
Papá, mamá... soy gay
Uno de los hitos más complejos de asumir una identidad sexual distinta, o de empezar a ser franco con el hecho que llevas estando mucho tiempo confundido y que al parecer no vas a dejar de estarlo en el futuro cercano, es el contarles a tus papás por lo que estás pasando. Tengo hartos amigos y am...
En búsqueda de una respuesta
Cerré la puerta, le puse el seguro y me tumbé en la cama. Una lágrima se escapó de la cárcel de mis ojos y comenzó a escurrir por mi mejilla. Luego vino otra, otra, y otra… hasta que la almohada se comenzó a humedecer. En mi alma había una mezcla de sentimientos que afloraron, haciendo catarsis desp...

5 Respuestas a “Esta semana, nuevo columnista en JC”

  1. MP 19 enero 2011 13:21 pm #

    Me siento totalmente identificada con ustedes. Fui por mucho tiempo una joven confundida, hasta que hace 1 año me separé de mi marido. Aunque sigo siendo hetero, más o menos entiendo por lo que pasan, ahora sé que hay que atreverse a ser feliz, si la vida que llevas no es la que te acomoda o te hace sufrir. Atrévanse, den el paso que falta… Aunque habrán desilusiones amorosas, cualquier dolor te hará más fuerte, y si luchaste por algo tan importante, lo demás sólo te hará cosquillas.
    Besos a todos!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. luchito 19 enero 2011 15:44 pm #

    Otro más que tiene la respuesta de la felicidad. Si eso no existe. La felicidad infinita no existe. La felicidad viene y se va. Así que si eres feiz aprovéchalo!
    Con lo único con lo que yo sueño es con encontrar el “amor hasta que la muerte nos separe”, estoy seguro que no lo encontraré. Pero seguiré soñando.
    Así que si Dios me escucha me llevará a su lado o al lado que sea antes de los 40 años.
    Saludos nuevo columnista!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Francisco Aldunate 19 enero 2011 21:41 pm #

    Muy buen post. Como un ex-joven confundido me siento demasiado identificado con tus comentarios. Para mi, la razón principal de evitar asumir mi homosexualidad, era la pena enorme que me daba pensar en que nunca iba a poder tener hijos. Nunca tener la familia que siempre quize. Hoy ya se que esto no es asi, se que cuando encuentre al hombre indicado, la familia y los hijos son una posibilidad real en mi vida.
    Felicitaciones por el blog y por el nuevo columnista.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Cris 22 enero 2011 14:27 pm #

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. nicolás 30 enero 2011 1:38 am #

    Acabo de encontrar esta página y que gran alivio es saber que existe esto para los JC, hace 6 meses yo era uno de ellos, pero viví todo mi colegio y primer año de U en el clóset (tngo 21). Mi dura infancia (tanto colegial como personal) me enseñaron la errónea idea de que debía ser un niño perfecto, no darle problemas a mis padres contándoles el infierno que era el colegio gracias a mis super compañeros de clases (maricón, cola, fleto, etc), y llevarles buenas notas (lo cual ic). Creía que así su relación mejoraría, aunque finalmente c separaron y era obvio, era un problema de adultos que un niño de 10-12 no entendería. Estos y otros factores anexos hicieron que me callase, que mi autoestima descansara en el suelo, que temiera hasta en mi sombra, que me viera feo ante el espejo y no fuera quien realmente fui cuando más chico: alguien extrovertido, alegre y si miedo a vivir la vida. Pero todo esto ahora cambió.
    Me gustaría mucho compartir mi historia y lo que a pasado desde que “salí” del clóset (y es con comillas porque no es totaaalmente con todo el mundo, sino con amigos y familia cercana, paso a paso).
    Cómo hago para poder ser parte de la página o ser columnista? Me interesa mucho ayudar.

    Muy buena página!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.